Sobrevivientes con valor sentimental

 

Allende

 

“Ángel llevaba seis horas cargando una antigua máquina de escribir LC Smith. La había comprado por seis mil pesos esa mañana en la calle de Allende, en el pequeño local de los hermanos Montero. Salió del lugar con poco más de 13 kilos al hombro y el firme propósito de encontrar la maleta perfecta para ella —la máquina—. Después de recorrer infructuosamente todos los lugares que se le ocurrieron en el Centro Histórico de la Ciudad de México, terminó en el local de unos chinos, cercano al Eje 1 Norte Rayón, donde probó, con ayuda del encargado, varias maletas para “Alice” —como la llamó—, la “chica” ruda y pesada que le había acompañado en sus andanzas”.

Te invitamos a leer el artículo completo en Crónicas de asfalto. Pulsa en el enlace: Máquinas de escribir: sobrevivientes con valor sentimental.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s